PARTIDOS QUE YA HEMOS VIVIDO ANTES

Me cuesta escribir, me cuesta por varios motivos, el primero y fundamental es que lo hago mal y creo que esta causa es lo bastante importante como para obviar las demás.

Bien, como quiero hacerlo intento que lo que escribo duela lo menos posible al que lo lee y por ello procuro desarrollar lo que pretendo decir sin florituras ni nada que haga quedar al descubierto mi corta capacidad para este arte.

Después nos encontramos, me encuentro, con otro motivo más para dejar de lado la creación de artículos o posts para este blog, claro que este motivo es a la vez motivador, ya que si no fuera por mi Sevillismo no estaría aquí, y es por eso, por mi pasión, por la que escribo y a la vez escribo poco.

Escribo poco y ,si es después de partidos como el de ayer, procuro hacerlo cuando creo que ha transcurrido el tiempo suficiente para no meter la pata, que es como se dice vulgarmente a cargar a diestro y siniestro contra todo lo que se menee.

Para los que ya tenemos una edad, lo de ayer o lo de Vigo, o la imagen que viene dando este Sevilla durante esta temporada en los partidos como visitante (libren el partido de Coruña y un poco el de Vallecas) no nos pilla de sorpresa.

Basta recordar la década de los ochenta o la de los noventa hasta que se reventó todo en 1.995.

Era comenzar la temporada y uno veía la composición del equipo, de la plantilla, la comparaba con las demás de la primera división ( a mano, a base de anuario de marca, que antes no existía google ni los foros) y se decía para uno mismo “ este año si, este año entramos en Uefa, si acaso nos faltaría un delantero, o un medio” .

Claro, con esa ilusión se partía y esa ilusión se afianzaba cuando uno veía al equipo jugando y jugando bien en el Ramón Sánchez Pizjuán, pero ay, cuando tocaba jugar fuera……. ¿ a que ya recuerdan por dónde voy? Pues si, cuando tocaba jugar fuera no se podía tener menos espíritu competitivo, menos garra.

Pues esa es la sensación que tengo en estos momentos, la que tenía en aquellos tiempos, aquella época en la que se luchaba por entrar en uefa y raramente se conseguía.

 

También es cierto, si lo miramos desde un punto de vista mas amplio, que el equipo con respecto al año pasado ha mejorado, se implica mas, ya no se percibe esa indolencia generalizada en los jugadores y que se está formando un grupo nuevo.

Es cierto que estamos en periodo de formación, de consolidación, pero tan cierto es esto como que estos partidos que hemos dejado ir han sido contra equipos contra los que se debería haber dado mucho mas, partidos que se tenían que haber aprovechado , no me refiero ya los resultados, que también por supuesto, sino a dar pasos hacía adelante en la formación del grupo, del equipo.

 

Si lo de Vigo, Granada, Vallecas y Zaragoza sirve para la definitiva formación del grupo, bien pasado está, pero si de los espectáculos  ofrecidos en los partidos mencionados no se consigue  para el equipo una mayor garra, entrega, casta, coraje, no se como definirlo, me veo otra vez en mayo con la uefa cerca tras el partido de casa y cada vez mas lejos tras el partido de visitante.