EXAMEN DE RECUPERACIÓN

Joven de brillantes notas necesita,  tras un desliz, ratificar su calificación con la realización de un excelente examen. Su juventud, una de sus armas, le traicionó un día y por ello bajo la nota media que había ido consiguiendo durante todo el curso, ahora, tiene que hacer uso de ella, de las virtudes de la juventud para conseguir equilibrar y superar aquel desliz, aquel mal momento que a todos nos llega y cuando se es joven con más facilidad.

Foto: Celebrando la última matrícula de honor todavía en el aula.

 

Tienen los jóvenes virtudes que se pierden con los años como son la ilusión, las ganas de triunfar o la capacidad para soñar que sí, que es posible. Tiene este joven cualidades excepcionales para que la consecución de esa nota no sea imposible o de difícil logro, dotado de una gran capacidad cuenta con un excelente docente en el día a día, lo que hace que unidas cualidades innatas, ilusión, ganas y fuerza para soñar, lo hagan merecedor de otorgarles nuestra confianza y creer en él.

 

Yo, que ya no soy tan joven, conservo esa capacidad para soñar, y ustedes, los sevillistas, también, demostrado está. Este joven, sabe por experiencia que los  sueños se cumplen, que las ilusiones y los sueños, para que se cumplan, solo hay que soñarlos muy fuertes, como solo saben hacerlo los sevillistas.

Además lleva nuestra propia sangre, creamos y confiemos en este joven y en su profesor.

SI, POR SUPUESTO QUE SI, QUE ES POSIBLE.