CANTOS DE SIRENA

Ulises fue uno de los héroes de la mitología griega, un hombre sabio, inteligente, valeroso y audaz…. Sin embargo, según aparece en la Odisea, al volver victorioso de la guerra de Troya, se hizo atar al mástil de su barco para no ser atraído hacia el desastre por unos cantos de sirena…..

 

 

Imaginen ustedes al lector, oyente o televidente sevillano que no es ningún Ulises bombardeado a diario por diferentes Sirenas, desde islas diferentes que aparentemente nada tienen que ver entre si. Ese consumidor de información deportiva no puede hacer gran cosa para no sentirse atraído por esos mensajes, esas ideas, esas informaciones aparentemente inocentes, libres de ningún pecado original. Estos mensajes son muy atrayentes, muy bien vendidas por esas sirenas que tienen potentes medios para lanzar sus cantos por todo el territorio.

 

No hace mucho más de un año desde la cadena Ser, Manolito Aguilar martilleaba una y otra vez con una misma cantinela, “la plantilla del Sevilla es incluso mejor que la del Real Madrid, sino analicen una y otra”….. ¿quién se podría resistir ante tal halago?. Pero ese atrayente y encantador mensaje, encerraba una terrible consecuencia, si el Madrid te sacaba 20 puntos con una plantilla peor, eso era para quemar el banquillo y a su ocupante.

Nadie se atrevía a lanzar ninguna soflama contra ese mensaje aparentemente ilógico, y excesivamente adulador…. el mensaje se asumió por gran parte del aficionado… en la defensa todos eran internacionales Navarro, Escudé, Squilacci… las bandas las mejores del planeta, la delantera con el nueve de Brasil, el de España y Kanouté, eran pura pegada, el fichaje de Zokora era el pilar para sustentar al centro del campo…. esto era hace un año. Nadie lo refutó, los MMOO porque sería tirar piedras contra su tejado y los medios libres, ya se sabe, son siempre muy objetivos.

 

Existen multitud de mensajes recurrentes que se sueltan a modo de cantinela y siguen calando en el sevillismo, y no me refiero a esas burdas desinformaciones de Víctor Fernández (caso Sergio Sánchez), porque siempre habrá una sirena que desentone, sino a esas coletillas que recurrentemente se lanzan con cualquier pretexto, que no son probadas y que se dan por ciertas. Ejemplo los fichajes sospechosos que una y otra vez lanza Paco Cepeda y que hasta hoy no ha demostrado de manera documental en ningún caso, ¡y mira que se le agradecería alguna prueba!! Podemos seguir con la bajada de calidad de la plantilla actual, que se repite de manera insistente desde todos los medios y que en ningún momento es sometida a análisis comparativo alguno.

 

Ahora las Sirenas apuntan al Fin de Ciclo, como si fuese el Fin de los Días, ellos libres de pecado original son garantes de la verdad, ellos ven el futuro y al parecer es negro, oscuro y sin esperanza. Yo no soy ningún Ulises, ni me atrevería a tapar con cera los oídos del sevillismo, simplemente me gustaría que quien oiga a las sirenas se pregunte si esa encantadora melodía no puede tener la motivación de influir en la dirección del barco.