2.000 YONKIS Y GITANOS HONRARÁN A UNO DE LOS NUESTROS

Antes de nada me gustaría exponer mi respeto, apoyo y sobretodo admiración por los mas de 2.000 sevillistas que mañana se darán cita en el Vicente Calderón para asistir a la ida de la semifinal copera de esta temporada.

Y resalto lo de admiración porque van a un lugar donde yo no iría, lo confieso, me da miedo. Voy al fútbol desde pequeño, desde que era niño, y he viajado para ver al Sevilla, pero jamás he ido al Vicente Calderón y no creo que vaya a ir. Si he estado en Madrid, varias veces, pero en el Santiago Bernabeu. Si, los insultos y los menosprecios son constantes, pero….. los insultos me dan igual, es mas, me rio con lo de Yonkis y Gitanos, y al igual que yo la mayoría de la afición Sevillista, si hasta tenemos bufandas y camisetas con ese lema serigrafiado.

 

Sucede que esta afición, la del atlético de Madrid, es violenta, por tener tiene hasta un asesinato en su historial y yo voy al fútbol a divertirme, a ganar o perder, a disfrutar o sufrir, pero por el resultado. Esta afición, con el apoyo de la prensa (apoyo por omisión) no solo es racista (usar gitano para intentar insultar es racista, no?) y violenta, sino que además se encarga de hacer bromas con los que ya no están entre nosotros.
Esos insultos, esas bromas a costa de la muerte de nuestro Antonio, esos que ni siquiera menciona la prensa de Madrid ( y que poquito en la de Sevilla) son claramente definitorios de los autores de los mismos y, por supuesto, de quien omite denunciarlos.

 

Jugamos mañana, y como vengo diciendo desde hace un tiempo, el viento ha cambiado. Si miramos atrás, justo hasta marzo de 2006, nos encontraremos con un encuentro muy parecido, si, el partido del lanzamiento de botellas de wisky sin arco, nos encontraremos con ese día en que Antonio Puerta, que casualidad, también logro un gol que nos dió la victoria y que nos permitió seguir con el crecimiento como equipo.

Esa temporada tampoco iba muy bien, había protestas, había eliminación copera a manos del Cádiz, pero se había empezado a cambiar, el ambiente era ya distinto, justo la semana anterior a este partidito, el Sevilla había remontado en octavos de Uefa al Lille y se había clasificado para cuartos y el equipo, a raíz de estos momentos empezó a ser el que nos dio tantas alegrías.

No va a ser todo igual, imposible, pero si que veo que todo ha cambiado y que lo ha hecho para bien y en el sentido correcto y por ese camino hay que continuar.

 

Para ello, mañana habrá mas de 2.000 voces animando, mas de 2.000 corazones que se fundirán en una sola voz para gritar en el minuto 16 en honor a la memoria de nuestro Antonio, y que se dejarán la voz en ese estadio, y para ello necesitamos que los jugadores salgan a defender la memoria de Antonio, a honrarla ganando allí donde lo insultan y menosprecian, allí, sus compañeros se tienen que traer la victoria, no cabe otra, no podemos fallarle al que tanto nos dió.