SIEMPRE RENATO

Y ahora quien? Ahora quien hará esos sombreros inverosímiles? Ahora quien trazará paredes inimaginables? Ahora quien desfilará por el terreno de juego del Sánchez pizjuán con frac?.

Se me hace un mundo escribir sobre tu marcha, se pone todo tan cuesta arriba que no puedo, que no me sale, que no quiero escribir que te vas como si con ello tapara la herida que dejas al marcharte. Como el niño que se niega a aceptar la realidad, así estoy, negando lo evidente, resistiéndome a pensar que ya no te veré con la camiseta del Sevilla.

¿Pero, eso como va a ser? Si cierro los ojos y veo perfectamente cómo te llega el balón, como lo paras, como con un sombrero sorteas al rival que tienes frente a ti para a partir de ahí, trazar un pase que solo tú has visto y dejar a tu delantero solo ante el gol. Me niego, me niego a admitir que lo que veo al cerrar los ojos y poner la mano en mi corazón no sea la realidad, no lo admito, me opongo y lucho contra ello, y sé que así será, que siempre estarás aquí, con nosotros, conmigo, por qué los grandes, los que llegan al corazón, esos, esos nunca se van y tu eres grande Renato, muy grande.

Prueba tú, Sevillista, hazlo, cierra los ojos, pon la mano en tu corazon, siente como late y mira, mira, estamos en mónaco, el balón llega de poulsen, Renato levanta una pierna y zas, balón pegado que baja para que inmediatamente lo desplaze a Luis Fabiano que se queda solo ante Valdés quien despeja el tiro de LuisFa, y ahora, ahora llega el grande, ahora llega Renato ¿lo ves? viene acompañando la jugada, si, ese que viene con frac, ve hacia donde va el despeje, lo recoge y……. lo sientes? Ves como siempre estará entre nosotros?

Cuídate Renato, nosotros te esperamos.