LA CALIDAD AÚN LATE EN EL SEVILLA

Mal  Manzano (¿no quedamos en que el sistema era negociable dependiendo de los jugadores con los que se contaban?) y con él, más cosas. Renato (como me duele decir esto) ya no es Renato, ya no es el Renato que hemos disfrutado, ya no es ese jugador desequilibrante para el rival y que da equilibrio a su equipo, ya no es un jugador con frac bailando cual Fred Astaire sobre un terreno de juego. Siempre ha sido jugador de altibajos, siempre, pero ahora…….. Juro donde haga falta que me encantaría tragarme estas palabras y volver a disfrutar de su fútbol de altísima escuela.

 

Fazio tiene toda la pinta, si lo respetan las lesiones, de ser un jugador clase A, de élite, de equipo grande que lucha para ser campeón, pero ahora, tras mucho tiempo sin jugar y con su lentitud innata, no lo veo como eje del centro del campo. Si cuando está en plena forma carece de la intensidad necesaria en la presión y recuperación jugando como centrocampista, ahora que sale de una lesión, imagínense de pivote acompañando a Renato.

La defensa, que decir de una defensa que un partido si y otro también encaja dos o tres goles. Vi la defensa muy mejorada con la intensidad que puso (tiene guasa la cosa) un jugador que llevaba 13 meses sin jugar y tras pasar por una gravísima “lesión” se erigió en líder de la misma y mejoraba a los demás. O Alexis vuelve a ser el que jugó en el Getafe o no debe jugar en el Sevilla.

Bien, ya me he desahogado con lo malo que he visto ya que creo que todo lo que el equipo ha hecho mal viene derivado, desde mi punto de vista, de esto que he comentado.

Hay que tener mucha calidad y muchas ganas de hacerlo bien para remontar un partido que se pone 2 a 0 en contra y con las debilidades que antes se han comentado. Y si este equipo, con la calidad que sigue teniendo arriba, pone intensidad, al menos dos goles logra.

Además,   ni Alejandro Alfaro es jugador de banda, ni Capel tiene la posibilidad de hacer su juego, ni  llegan balones a dos GRANDISIMOS delanteros como Luis Fabiano y Negredo (este si es el que se fichó) y con todo eso sobre el campo este equipo sigue teniendo la casta del Campeón y eso, eso se nota. Sin trenzar jugadas, sin avasallar al contrario, sin dominar al rival,  solo con calidad e intensidad se remonta con uno menos.

Y el árbitro, el miércoles la bandera del linier es de mando en plaza, es ley, es lo que hay aunque el linier y su bandera se equivocaran, hoy, hoy la bandera del linier no vale de absolutamente nada equivocándose al levantarla exactamente igual que el pasado miércoles. ¿Algo en común en estas dos jugadas además de la equivocación del linier? Si, el perjudicado en ambos casos es el Sevilla F.C.

 

Mañana os cuento como el Sevilla jugará la próxima final de la Copa del Rey.